Silencio
Volver  

Cuando el amor es perfecto no necesita de la palabra; se expresa en la comunión interior y en la entrega silenciosa.

El silencio favorece la vida de fe, la intimidad con Dios, el recogimiento, y, en consecuencia, la oración, que es la fuerza vital de nuestra vocación contemplativa.

Cuando calla el mundo es fácil escuchar a Dios: el silencio favorece la búsqueda de Dios, la meditación de su Palabra, la elevación del espíritu, la interiorización y potenciación del amor.

Tenemos gratificantes espacios diarios para el diálogo, para la expansión, para compartir en amistad y alegría; pero los momentos fuertes de oración y de trabajo, donde se intensifica la intimidad activa con Dios, están ambientados por el silencio exterior que impida la disipación; y la búsqueda de un silencio interior que apague apetitos desordenados, curiosidades improcedentes y falsos deseos. Procuramos que todo tienda a centrarnos en Dios, vivir más íntimamente unidas a Cristo, y fomentar la intensidad de amor.

 

Dirección: Vicuña Mackenna 420 - Providencia, Santiago
Teléfono: 2 2635 3775 | Teléfono/Fax: 2 2222 2566
E-mail: hnas_contemplativas@msn.com