Crónica
Volver  

 

Querid@s Herman@s en Cristo

Hace mucho tiempo que no compartimos por este medio un poquito de nuestra vida, con ánimo renovado y esperando poder hacerlo con mayor frecuencia, les compartimos algunos acontecimientos importantes que han pasado en nuestra casa.

Luego de un verano de altas temperaturas, la Semana Mayor nos sorprende con su dinámica antigua pero siempre nueva, que llena los corazones con su misterio insondable animándonos a renacer en Cristo. Como cada año tenemos la oportunidad de compartir los oficios litúrgicos con los fieles que regularmente asisten a la Santa Misa con nosotras, así vivimos esos días de recogimiento y mayor silencio exterior, pero también interior, culminando con la Santa Vigilia Pascual, liturgia de misterio de pasar de la oscuridad a la luz, de sorprenderse del infinito amor de Dios, de resucitar a la Vida.

El periodo pascual vivido en alegría y paz nos acercó a los días de los ejercicios espirituales de la comunidad, como es costumbre en nuestra comunidad los realizamos desde la Solemnidad de la Ascensión, hasta la Solemnidad de Pentecostés, este año nos acompañó P. Paulo López OSA, fraile agustino que venía llegando de Roma tras terminar sus estudios en Bioética, en  esta oportunidad el tema fue el año de la Divina Misericordia, padre Paulo con todo su conocimiento y entrega nos sumergió en este gran don, por medio de la Sagrada Escritura, de nuestro Padre San Agustín y con los textos del Santo Padre, terminando cada día con un momento de Adoración al Santísimo Sacramento. Al fin de la semana de ejercicios nuestras hermanas realizaron la renovación de votos.

Con energías renovadas, después de un tiempo de purificación durante la cuaresma, de gozo en la pascua y de meditación en la Misericordia de Dios durante los ejercicios espirituales; empezamos un nuevo proyecto para revitalizar nuestra comunidad, así durante los días 25 y 26 de junio realizamos la primera jornada vocacional de vida contemplativa agustina, con el lema “Atrévete a entregar tu vida al Amor”, a la cual asistieron cuatro chicas, tres de nuestro país y una colombiana; durante estos días meditamos principalmente sobre el discernimiento vocacional y sobre nuestra vida contemplativa agustiniana; en un clima de oración, discernimiento, comunidad, y esparcimiento. Quedamos comprometidas a encontrarnos cada mes para seguir caminando en el discernimiento de la vocación que Dios le regala a cada una.

Comprometiendo nuestra oración por cada un@ de ustedes, nos despedimos con un fuerte abrazo fraterno para cada un@.

¡Feliz mes Agustiniano!


Dirección: Vicuña Mackenna 420 - Providencia, Santiago
Teléfono: 2 2635 3775 | Teléfono/Fax: 2 2222 2566
E-mail: hnas_contemplativas@msn.com