Clausura (cf. 87ss)
Volver  

Adoptamos la vida retirada del ambiente del mundo, en un recinto de clausura, para buscar el lugar más privilegiado que favorezca el encuentro con Dios, para comprender y desarrollar mejor nuestra vocación, y para llevar a cabo con más facilidad nuestra misión dentro de la Iglesia.

No es separación del mundo, sino distanciamiento de los impedimentos mundanos. Estamos implicadas en los problemas y en las necesidades de los hombres, los hacemos nuestros; pero sin dejarnos afectar por sus circunstancias distorsionantes.

Vivimos en clausura para desarrollar mejor la escucha de Dios, amarle totalmente en soledad compartida, en el trabajo silencioso, en el estudio de búsqueda, en la penitencia que nos lleva al más auténtico proceso de conversión.

Pero como el amor tiene el don de ensanchar las fronteras, nos sentimos más libres para amar mejor al mundo y poder influir en él con más eficacia desde el misterio de la ayuda sobrenatural.

No tenemos conciencia de vivir enclaustradas, sino más libres, porque amamos mejor, más desinteresadamente y sin impedimentos que aten.


 

Dirección: Vicuña Mackenna 420 - Providencia, Santiago
Teléfono: 2 2635 3775 | Teléfono/Fax: 2 2222 2566
E-mail: hnas_contemplativas@msn.com